Monthly Archives: septiembre 2013

Redes sociales, ¿una amenaza para nuestra privacidad?

La “Sociedad de la Información” ha convertido a Internet en el principal medio de transmisión de todo tipo de datos. Resultan evidentes sus ventajas, tanto en el ámbito profesional como en el personal. Sin embargo, en múltiples ocasiones, las nuevas tecnologías vulneran la protección de datos y con ello nuestra privacidad, razón por la cual es importante hacer un buen uso de los medios para no perder el control de toda nuestra información.

En este ámbito tienen un lugar destacado las redes sociales, un fenómeno que se ha convertido en una gran revolución, a través de las cuales, usuarios con intereses personales afines se conectan entre sí para compartir información de todo tipo, e incluso recuperan el contacto con personas que han pasado por sus vidas. El número de usuarios no hace más que crecer, de hecho, las cifras nos indican que el 40% de la población mundial participa en ellas.

Social Media

Social Media

Por el gran volumen de datos que proporcionamos en este tipo de plataformas, no está de más tener en cuenta algunas recomendaciones a la hora de navegar por las mismas: 

La videovigilancia en el ámbito laboral

Logotipo videovigilancia

Cartel informativo videovigilancia

En primer término, cabe señalar, que el artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores faculta al empresario para adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, guardando en su adopción y aplicación la consideración debida a su dignidad humana y teniendo en cuenta la capacidad real de los trabajadores disminuidos, en su caso. Entre estas medidas puede estar la captación y/o tratamiento de imágenes sin consentimiento.

No obstante, lo expresado en el párrafo precedente, no legitima per se, al empresario para la instalación de cámaras de videovigilancia, es decir, a llevar a cabo un tratamiento de los datos personales de los empleados (imágenes) en el centro de trabajo. Este tratamiento a través de la videovigilancia será posible, aun sin contar con el consentimiento del afectado, siempre y cuando el empresario informe o comunique debidamente a los trabajadores expresamente, la instalación de las mismas, así como su ubicación, y una serie de datos adicionales que deben ser conocidos por el empleado, tal y como reconocía la Sentencia del Tribunal Supremo, de 18 de junio de 2006. Por tanto, el establecimiento de medidas de vigilancia y control,una vez legítimamente aceptado por el trabajador cumpliendo los requisitos exigidos al empresario pasarán a formar parte de la propia relación laboral.

La protección de datos en el teletrabajo

lopd autonomos

Teletrabajo

Un horario flexible y la conciliación de la vida profesional y familiar son los principales factores por los que muchos eligen como opción laboral el coworking o el teletrabajo. Así, la tendencia nos indica que en un futuro quizás no tan lejano, muchos de nosotros realizaremos nuestro trabajo fuera de lo que hoy conocemos con el concepto de “oficina”.

En este aspecto, el avance de la tecnología resulta fundamental para llevar a cabo este objetivo, promoviendo la utilización de servicios tales como videoconferencias, facilitando la comunicación entre las empresas y sus teletrabajadores.

Ahora bien, el uso de equipos informáticos portátiles requiere tener en cuenta los riesgos que supone trabajar en un ambiente desprovisto de la protección adecuada, razón por la cual deberemos adoptar una correcta política de protección de datos, no comprometiendo en ningún momento la seguridad de la información de la empresa u organización.

Para lograr los objetivos de las políticas de seguridad y lograr la protección de los equipos informáticos fuera del centro de trabajo, es recomendable el seguimiento de las siguientes normas: 

¿Mantienes en tu puesto de trabajo una política de escritorio y pantalla limpia?

Esta política, que deberás aplicar en tu día a día, se basa en el principio básico de que no debemos mantener de manera permanente documentos en nuestra mesa que revelen información confidencial. De igual aplicación resulta para la pantalla de nuestros ordenadores, cuyas carpetas automatizadas deben estar protegidas a la vista de terceras personas ajenas a la empresa.

Para cumplir con este control se recomienda:

Troyanos, gusanos, y otros visitantes no deseados

Pc portátil

Equipo informático

Los códigos maliciosos constituyen hoy en día una de las amenazas informáticas más propagadas para nuestros ordenadores y dispositivos portátiles, como tablets y smartphones, provocando principalmente en las empresas no sólo la pérdida de datos e información, sino también importantes pérdidas económicas.

Pero, ¿qué es un virus?

Se trata de un programa capaz de instalarse en los dispositivos informáticos sin el consentimiento del usuario, alterando su normal funcionamiento, dañando el sistema de archivos, robando datos, et… Sirva de curiosidad que el primer virus informático fue desarrollado como un pasatiempo en forma de juego en los laboratorios tecnológicos de la empresa Bell, en la década de los sesenta.

Actualmente, el malware engloba una amplia variedad de códigos maliciosos, y aunque su clasificación es extensa, los virus pueden clasificarse principalmente en troyanos, spyware/adware y gusanos. Pero, ¿cómo identificar cada uno de ellos?

Tiendas on-line a examen

Venta online

Comercio electrónico

El extraordinario auge de las nuevas tecnologías en Internet, en el marco de la economía digital, ofrece a pequeñas y medianas empresas, así como a profesionales autónomos, una inmejorable oportunidad de ampliar nuevos mercados y hacerse más visibles “full time” (con un adecuado posicionamiento web); mejorando tanto las posibilidades de negocio, como la facilitad de comunicación con sus clientes y potenciales compradores.

El e-commerce, o más coloquialmente, el comercio electrónico, grosso modo consiste en la compra – venta de productos y/o servicios a través de las redes informáticas. El referido sector es extremadamente dinámico y permanece en una constante evolución, lo que obliga al legislador a intentar adelantarse a los cambios tecnológicos, y a las nuevas modalidades y realidades de venta virtual.

El sector del comercio electrónico ha tenido un comportamiento positivo durante los últimos años. De hecho, según los últimos estudios realizados por la organización Ecommerce Europa, España se coloca como el cuarto país europeo en facturación a través del e-commerce. Este hecho se ve confirmado por las cifras de venta (12.969 millones de euros), convirtiéndose en uno de los principales motores de dinamización para el país en la actual situación económica.