Derechos ARCO, generalidades y especifidades

agencia española proteccion datosEn primer término señalar, que los derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación, oposición) son personalísimos e independientes, es decir, que no puede entenderse que el ejercicio de ninguno de ellos sea requisito previo para el ejercicio de otro, y que serán ejercitados por el propio interesado acreditando su identidad, salvo excepciones. Así por ejemplo, podrán ejercitarse por el representante legal del afectado, en cuyo caso será necesario acreditar tal condición, cuando el afectado se encuentre en situación de incapacidad o minoría de edad que le imposibilite el ejercicio personal de estos derechos.

Del mismo modo, podrán ejercitarse a través de representante voluntario, expresamente designado para el ejercicio del derecho. En ese caso, deberá constar claramente acreditada la identidad del representado, mediante la aportación de copia de su DNI o documento equivalente, y la representación conferida por aquél.

Es importante destacar, que estos derechos podrán ser denegados cuando la solicitud sea formulada por persona distinta del afectado y no se acreditase que la misma actúa en representación de aquél. Así mismo, deberá concederse al interesado un medio sencillo y gratuito para el ejercicio de los mismo.

Por tanto, la regla general establece que el ejercicio de los derechos ARCO deberá llevarse a cabo mediante comunicación dirigida al Responsable del fichero, que contendrá:

Nombre y apellidos del interesado; fotocopia de su documento nacional de identidad, o de su pasaporte u otro documento válido que lo identifique y, en su caso, de la persona que lo represente, o instrumentos electrónicos equivalentes; así como el documento o instrumento electrónico acreditativo de tal representación. La utilización de firma electrónica identificativa del afectado eximirá de la presentación de las fotocopias del DNI o documento equivalente. Petición en que se concreta la solicitud. Dirección a efectos de notificaciones, fecha y firma del solicitante. Documentos acreditativos de la petición que formula, en su caso.

Así, tras estas generalidades, comenzaremos comentando los aspectos más destacados del derecho de acceso, es decir, el derecho del afectado a obtener información sobre si sus propios datos de carácter personal están siendo objeto de tratamiento, la finalidad del tratamiento que, en su caso, se esté realizando, así como la información disponible sobre el origen de dichos datos y las comunicaciones realizadas o previstas de los mismos.

Al ejercitar el afectado el derecho de acceso, podrá optar por recibir la información a través de uno o varios sistemas tales como visualización en pantalla, escrito, copia o fotocopia remitida por correo, certificado o no, telecopia, correo electrónico u otros sistemas de comunicaciones electrónicas, así como cualquier otro sistema que sea adecuado a la configuración o implantación material del fichero o a la naturaleza del tratamiento, ofrecido por el responsable.

El responsable del fichero resolverá sobre la solicitud de acceso en el plazo máximo de un mes a contar desde la recepción de la solicitud. Ahora bien, si el responsable del fichero no dispusiera de datos de carácter personal del afectado, deberá igualmente comunicárselo a éste en el mismo plazo.

Si la solicitud fuera estimada y el responsable no acompañase a su comunicación la información relativa a que datos de carácter personal del afectado están siendo objeto de tratamiento, la finalidad del tratamiento que, en su caso, se esté realizando, así como la información disponible sobre el origen de dichos datos y las comunicaciones realizadas o previstas de los mismos. el acceso se hará efectivo durante los diez días siguientes a dicha comunicación.

Por otra parte el denominado derecho de rectificación, es el derecho del afectado a que se modifiquen los datos que resulten ser inexactos o incompletos. La solicitud de rectificación deberá indicar a qué datos se refiere y la corrección que haya de realizarse y deberá ir acompañada de la documentación justificativa de lo solicitado.

El ejercicio del derecho de cancelación dará lugar a que se supriman los datos que resulten ser inadecuados o excesivos, sin perjuicio del deber de bloqueo conforme a este reglamento. En la solicitud de cancelación, el interesado deberá indicar a qué datos se refiere, aportando al efecto la documentación que lo justifique, en su caso.

La cancelación no procederá cuando los datos de carácter personal deban ser conservados durante los plazos previstos en las disposiciones aplicables o, en su caso, en las relaciones contractuales entre la persona o entidad responsable del tratamiento y el interesado que justificaron el tratamiento de los datos.

Podrá también denegarse los derechos de rectificación o cancelación en los supuestos en que así lo prevea una ley o una norma de derecho comunitario de aplicación directa o cuando éstas impidan al responsable del tratamiento revelar a los afectados el tratamiento de los datos a los que se refiera el acceso.

El responsable del fichero resolverá sobre la solicitud de rectificación o cancelación en el plazo máximo de diez días a contar desde la recepción de la solicitud.

Por último, el denominado derecho de oposición, es el derecho del afectado a que no se lleve a cabo el tratamiento de sus datos de carácter personal o se cese en el mismo en una serie de supuestos tales como cuando no sea necesario su consentimiento para el tratamiento, como consecuencia de la concurrencia de un motivo legítimo y fundado, referido a su concreta situación personal, que lo justifique, siempre que una Ley no disponga lo contrario; cuando se trate de ficheros que tengan por finalidad la realización de actividades de publicidad y prospección comercial, en casos concretos; cuando el tratamiento tenga por finalidad la adopción de una decisión referida al afectado y basada únicamente en un tratamiento automatizado de sus datos de carácter personal.

El responsable del fichero resolverá sobre la solicitud de oposición en el plazo máximo de diez días a contar desde la recepción de la solicitud. En el caso de que no disponga de datos de carácter personal del afectado, deberá igualmente comunicárselo en el mismo plazo.

Es de importancia señalar, que transcurridos los plazos señalados sin que de forma expresa se responda a la petición, el interesado podrá recabar tutela ante la Agencia Española de Protección de Datos o, en su caso, de las autoridades de control de las Comunidades Autónomas.

Destacar que los derechos ARCO amparados por la Ley Orgánica de Protección de Datos, están teniendo un elevado interés en el ámbito de la videovigilancia, pues el afectado debe saber, que puede ejercitarlos del mismo modo que en el ámbito general, si bien con unas obvias limitaciones, tales como que la solicitud deberá ir acompañada de una imagen actualizada del solicitante, que permita su indubitada identificación.

 

 

Sobre Mario Duran Gracia

Experto en derecho del Comercio Electrónico. Amplia experiencia LOPD, ENS, y SGSI. Consultor Nuevas Tecnologías de la Información

Mario Duran en Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>